29 Abr 2017

Baja Almanzora: El barro, protagonista de la primera jornada

0 Comment

Cerca de medio centenar de equipos se presentaron a verificar en la localidad almeriense de Serón, dispuestos a abordar la carrera de mayor kilometraje contra el crono del año. Si en la primera cita la meteorología fue determinante, en esta no se quedo a la zaga, ya que un brusco cambio de tiempo convirtió la primavera en el Levante Almeriense en el más crudo de los inviernos con fuertes lluvias y najas temperaturas. A la hora de arrancar el tramo prologo, el terreno estaba muy delicado y los errores de pilotaje se podrían pagar con la pérdida de un tiempo precioso. En estas circunstancias, los buggies ligeros T-3 partían con ligera ventaja ya que su menor peso y las ruedas de tacos específicas para estos vehículos se mostraban como el aliado perfecto para rodar rápido.

No obstante, en los nueve kilómetros de especial, el mejor fue el Ford Ranger del Campeón en título, Rubén Gracia-Diego Vallejo dispuestos a demostrar que podían con cualquiera. El podio de la prologo lo completaron dos buggies ligeros, el Polaris de Federico Mogni-Miguel Lázaro y el Yamaha de Gael Queralt-Eduard Pujadas. Entre los diez primeros este tipo de vehículos eran mayoría, pudiéndose colar tan solo El Saanyong Tivoli de Oscar Fuertes-Isidro Cuadrado y la Toyota Hilux de Antonio Fortuny-Guifre Pujol. Rubén Fernández -Enric Oller con un Mitsubishi Montero, eran el primer coche de serie en el puesto duodécimo.

El tramo largo del dia, consistía en un recorrido circular de alrededor de sesenta kilómetros al que se daban tres vueltas, aun mas embarrado por que seguía sin dejar de llover. Los buggies se movían como pez en el agua y uno de ellos acababa el día como líder, el Yamaha de Miquel Prat-Laura Díaz, al que seguían de cerca los dos mejores coches, los de Fuertes y Fortuny. El resto de los diez primeros eran también T-3, pudiéndose mezclar en ese grupo tan solo los prototipos de Hinojo y Recuenco. Rubén Gracia que partía como líder, quedaba atrapado en un barrizal perdiendo sus opciones de conseguir un buen resultado. Para el domingo casi quinientos kilómetros repartidos en cuatro especiales darán el ganador de la carrera.

[top]